Ezagutu Mugaritz

I + D

El delicado equilibrio de la improvisación

2010/02/15

Los cuartos de baño de Mugaritz acogen un proyecto muy particular, la intervención artística de dos de los mejores  bertsolaris vascos, Maialen Lujanbio y Amets Arzallus. 

Se lanza un tema y, en un instante, una cascada de bertsos improvisados brota de la boca de los bertsolaris ante centenares de personas. 
 
A lo largo de la historia, los bertsolaris (improvisadores orales vascos) han cantado sobre todo tipo de asuntos, tanto en recitales como en los campeonatos que se celebran en el País Vasco, donde el bertsolarismo constituye una tradición de gran trascendencia. 
 
Tras el incendio que en el año 2010 sufrió el caserío Otzazulueta, en el que Mugaritz se asienta,  decidimos abrir nuestras puertas a los bertsolaris Maialen Lujanbio y Amets Arzallus, que basándose en los grafitis, tan presentes en los servicios de los bares de todo el mundo, aceptaron el reto de contar de una forma lúdica lo que piensan los hombres de las mujeres y las mujeres de los hombres. Los bertsos resultantes quedaron plasmados en las paredes de nuestros cuartos de baño a través del trabajo de nuestro diseñador de aquel entonces, Santos Bregaña.
 
Me trae a ciegas la estela de la espalda frotada contra la pared.
Abiertos los poros en tu piel, explosiones de vapor como los geyser islandeses en un paisaje lunar.
 
Fumum. Tus explosiones de humo son golpes de fuego dentro de mí.
 
Per-fumum. Glándulas de animales salvajes en frascos de los “Chanel”. Una gotita detrás de cada oreja.

Gehiago ezagutu...